LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ACTITUD

Todos nos hemos equivocado alguna vez. Hemos tenido días y épocas duras, incluso cosas de las que no estamos orgullosos. Y yo te digo: sí, es cierto, ¿y qué? No ignores ese dolor, no ignores esa frustración que sientes hacia ti.

Pregúntate ¿Qué y Cómo puedes hacer para mejorar? y hazlo sin dudarloDeja de criticarte constantemente. Sé amable y comprensivo cuando te enfrentes a errores personales. Todos erramos, y como has leído antes, de todo se aprende.  El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

La única constante en la vida es el cambio. Y al igual que todo, las situaciones negativas y desagradables también pasan.  Lo que debes hacer es quedarte con todo lo positivo y útil de esa situación desagradable (una lección aprendida, una prueba a tu capacidad de recuperación y adaptación) y saber cómo afrontarlo para no olvidar nunca que hasta los peores momentos también tienen su fin. Tener una buena actitud con nosotros mismos y con las personas que nos rodean para enfrentar las diferentes situaciones que se nos presentan en la vida hacen realmente una gran diferencia, nos permiten tener un panorama más amplio y darnos cuenta que siempre tenemos diferentes opciones.

No tengas miedo de pedir ayuda, eso también demuestra que eres fuerte, y sobre todo no dudes en brindar ayuda si alguien, (padres, hermanos, amigos, conocidos) se acercan a ti a pedirte ayuda. Así como tenemos mucho que aprender, también tenemos mucho que enseñar.